¿Chupete o dedo?

Cuando nació bichillo, no dudamos… el peque eran tan llorón que lo único que nos daba tregua era el chupete. Durante los siguientes dos años, se convirtió en algo imprescindible. Nosotros se lo dimos y nosotros se lo quitamos (os cuento mi experiencia en el post Adiós chupete, adiós) y no  fue fácil. Por eso con la llegada de La Santa, nos hemos planteado si realmente es tan necesario.

La Santa ha cumplido tres meses y hasta ahora llora poco y duerme bien ¿qué más se puede pedir? Que no odiara hacer trayectos en coche ayudaría, la verdad… Da igual que sean cinco minutos o dos horas, es arrancar el coche y de inmediato se pone a llorar. Con lo que me gusta conducir… y ahora viajo en la parte trasera del coche entre las dos sillas cantando canciones, agitando sonajeros y sin saber ya qué inventar para que la peque no llore.

Me gustaría decir que La Santa rechaza el chupete, así no tendría este gran dilema. Pero para mi desgracia, se lo he ofrecido en un par de ocasiones: Una en un viaje largo en el que no podía darle el pecho, por razones obvias, para poder calmarla y otra vez en casa cuando se me acabaron los recursos, lloraba y lloraba porque quería dormir, no quería teta y al chuparse el dedo (o mejor dicho el puño) se ponía más nerviosa. En ambas situaciones, una vez solventado el problema se lo he retirado de inmediato.

Recuerdo que al principio con Bichillo sucedió lo mismo, al principio se lo daba de forma esporádica y luego terminó llevando el dichoso chupete prácticamente las 24 horas porque quitárselo era peor. No se si ha habido relación entre el chupete y que Bichillo comenzara a hablar muy tarde, pero la pediatra me recomendó que lo dejara cuanto antes.

La Santa, como todos los bebés de su edad, tiene en ocasiones una necesidad de succión grande, sobre todo cuando quiere dormir, y rechaza el pecho porque quiere chupar algo pero en cuanto empieza a salir leche se enfada mucho. En esos casos se chupa y mordisquea las manos pero normalmente eso la agita aún más. Creo que en esos casos el chupete la puede ayudar, pero me da miedo que la cree cierta dependencia y lo pida cada vez con mayor frecuencia.

Supongo que no pasa nada por usarlo con moderación, aunque espero usarlo sólo de manera esporádica, que no se me vaya de las manos y termine usándolo cada vez más (es lo que pasó con Bichillo).

A los bebés mamar les alimenta, les calma y les ayuda a dormir. Si se ha optado por la lactancia materna es preferible no ofrecer el chupete hasta que esté bien establecida. Succionar mucho es conveniente, ya que aumenta y regula la producción de leche. Cuanto más tiempo esté el bebé con el chupete, menos tiempo pasará al pecho y eso no beneficia a la lactancia.

Hasta ahí mis razones por las que no quiero que La Santa use chupete, pero últimamente no paro de oír casos de niños que se chuparon el dedo y parece que se convirtió en un vicio más perjudicial que el chupete. Como no sabía qué hacer, lancé mi duda en Twiter y lo que yo pensaba que sería una batalla igualada se convirtió en un aplastante 79% a favor del chupete contra un 21% a favor del dedo.

Solo el tiempo dirá si Bichilla termina usando chupete o se chupará el dedo (yo preferiría que no fuera ninguna de las dos cosas). Tendré que dejar de demonizarlo como me sugirió @maternitis y verlo como una herramienta útil para casos puntuales.

¿Vosotros que hicisteis?

 

P.D.: Si te ha gustado el post, no olvides dar a “me gusta”comentar o compartir. Si eres nuev@ por aquí, suscríbete! y te mantendré informad@ de las novedades del blog. Y recuerda que también me encontrarás en Twitter y Facebook.

Anuncios

2 comentarios en “¿Chupete o dedo?

  1. Lo del dedo yo no lo he sufrido (por suerte). Al principio con días (Por Dios!) le ofrecimos el chupete a la nena y o escupió. Y ahora no puede dormir sin suteta. Vamos que tiene la teta como si de chupete se tratara. Eso a veces es bastante jodido para mamá. Lo del chupete si he oído que acaba siendo perjudicial para el desarrollo de la boca. Incluso tenía en el colegio una compañera con el paladar deformado (según decía ella) por el tema del chupete, pq tardó mucho en deshacerse de él. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • Recuerdo que Bichillo tqmbién dormía al pecho y poco antes de cumplir el año dejó de hacerlo. Le daba el pecho para dormir, el tomaba su teta y luego fiesta, ahí fue cuando empezamos a utilizar mucho más el chupete. La Santa de momento parece que el chupete no le interesa mucho, y el dedito solo se lo chupa en contadas ocasiones. Ya veremos más adelante qué pasa, si aguantamos sin chupete mejor, que luego es muy difícil quitárselo. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s