Cuando la maternidad te supera

Hoy no escribo para dar consejos, tampoco quiero recibirlos… hoy no… estoy cansada y necesito desahogo, nada más. Porque la maternidad/paternidad es maravillosa pero también es muy jodida.

Es posible que sea por la llegada de La Santa, por las hormonas, por la falta de sueño, por no poder parar ni para echar un pis… No lo se, pero creo que he llegado a mi límite de estrés ¿que cómo lo se? Cuando lo único que oyes durante todo el día son gritos y llantos, se te acaban los recursos y la paciencia y lo único que quieres es encerrarte sola en el baño durante unos minutos para llorar de impotencia… ahí, en ese preciso instante lo sabes, has llegado al límite.

En el momento de empezar a escribir este post, el reloj marca las 00:40 h. Acabo de dejar a la pequeña en la cuna dormida por fin. Me he tirado tres horas intentando que se durmiera, tres horas con un bebé de siete kilos en brazos pasillo arriba pasillo abajo. Mientras tanto, en otra habitación, Elpadredelascriaturas estaba haciendo lo mismo con Bichillo (creo que finalmente lo ha conseguido porque he dejado de oír lloros y gritos). La Santa lleva unos días que la cuesta muchísimo dormir y tiene muchos despertares nocturnos para tomar el pecho. Si a esto le añadimos un niño que nunca ha dormido bien y monta un espectáculo de gritos y llantos cada vez que tiene que irse a la cama (excepto cuando está con sus abuelos), os podéis imaginar que mi casa a partir de las 9 se convierte en un polvorín.

Las rabietas se han convertido en algo con lo que convivimos a diario desde hace meses, no hay manera de hacer algo sin que Bichillo termine tirado en el suelo pataleando y chillando. Cualquier cosa puede desencadenar una rabieta: Que hay que salir a la calle y él no quiere… PUM!!! Que una vez en la calle no vamos por donde él quiere… PUM!!! Que lleva más juguetes que manos y se le caen… PUM!!! Que tiene mal puesto el calcetín…PUM!!! Que hay que bañarlo… PUM!!! Que hay que irse a dormir… PUM!!! y así constantemente… es agotador, sobretodo ahora que Elpadredelascriaturas ha vuelto a trabajar tras las vacaciones y Bichillo todavía no ha empezado la guardería.

Me tiro el día entero con un niño de dos años y medio y un bebé de tres meses, intentando, como buenamente puedo, atender a ambos. No pretendo ir de mártir, ya sé que no soy la única mujer con hijos ¿pero acaso no tengo derecho al pataleo?

Y piensas que estás haciendo algo mal cuando tus padres y suegros no paran de repetir: “Cuando no estáis vosotros, come muy bien“, “pues a nosotros no nos monta esos pollos para ir a dormir“, “aquí duerme toda la noche del tirón“, “con nosotros nunca tiene rabietas” o (y esta es mi frase favorita…) “en cuanto llegas tú, se empieza a portar mal“.

Supongo que todos los niños son parecidos, con sus padres son de una manera y con otros familiares y visitas son de otra manera muy diferente. Es lo que tiene la confianza… que da asco.

Sé que no puedo hacer otra cosa que aguantarme, contar hasta diez, respirar profundo y seguir. Pero hoy no podía más y necesitaba desahogarme.

He oído a Bichillo dar vueltas en la cama y llamar a su padre, así que me he acercado para arroparlo, le he dado un beso en la frente y he salido. Me da miedo que no quiera seguir durmiendo y me toque estar el resto de la noche en vela. Luego la que me ha reclamado ha sido La Santa, tocaba dar el pecho. Son las 3:00 h. ya va siendo hora de acostarme, dormir lo que me dejen y esperar que mañana sea un día mejor. Buenas noches a todos.

 

P.D.: Si te ha gustado el post, no olvides dar a “me gusta”comentar o compartir. Si eres nuev@ por aquí, suscríbete! y te mantendré informad@ de las novedades del blog. Y recuerda que también me encontrarás en Twitter y Facebook.

Anuncios

12 comentarios en “Cuando la maternidad te supera

  1. Me da mucha rabia cuando los abuelos me dicen eso de que llego yo y ya empieza a portarse mal 😤 parecen tener la receta mágica para que no tenga rabietas, duerma…
    Mucho ánimo con esas noches de mal dormir, es muy duro tener que levantarse con pocas horas de sueño y tener que estar al 100% para ellos y con 2 el doble de difícil.
    Muchos besos

    Le gusta a 1 persona

    • A mi me da muuucha rabia, lo peor es que es cierto… Con ellos tiene menos rabietas y duerme mejor. Tendré que esperar a ser abuela para conocer el secreto 😁
      En cuanto a dormir, con un bebé ya me he hecho a la idea que tardaré en dormir bien. Pero lo que llevo mal son las pataletas para que Bichillo se meta en la cama y se duerma.
      Un beso 😘

      Me gusta

  2. Nosotros estamos atravesando una fase de mamitis total en la que no puedo ir al baño para hacer caca (el pis ya lo hago con la puerta abierta 🙂 porque los gritos y golpes en la puerta son espectaculares. Y eso con una SOLA de 17 meses no puedo ni imaginarme lo que puede ser el par 🙂 Muchos ánimos y besos.

    Le gusta a 1 persona

  3. No es un consejo… Pero que sepas que hay luz al final del túnel! Hay días que la maternidad hace eternos! Que te despiertas y ya sabes que has perdido todas las batallas que te esperan, esos días donde te meterías debajo de las sabanas y que pase el tiempo… Claro que ahora no puedes porque las criaturas no lo permitirían!
    La maternidad tiene días que madre mía! Y si, siempre se portan mejor con otros, especialmente con los abuelos paternos!
    Animo… Ya falta menos!

    Le gusta a 1 persona

    • No todos los días son iguales, gracias a dios, pero desde que nació la pequeña tenemos mucho más trabajo y mucho menos descanso (lógico por otra parte).
      Los abuelos ayudan muchísimo, y les estoy muy agradecida (que nadie me entienda mal) pero hay veces que con esos comentarios…
      Gracias por los ánimos!

      Le gusta a 1 persona

  4. “En cuanto llegas tú, se empieza a portar mal“. Parece que tengamos los mismos padres! Porque me sueltan las mismas frases y sólo consiguen minarme más…

    Sólo te puedo decir que te entiendo perfectamente y creo que si no tienes un hijo mal dormidor no te puedes llegar a imaginar la situación. Estás mal descansado y no aguantas igual el día. Es un círculo vicioso.

    Ánimo!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Tengo un peque mal dormidor y mal comedor, llegará el día en el que se le peguen las sábanas y arrase la nevera pero ahora lo veo taaaaan lejos…
      Mientras llega ese día desayuno litros de café y grandes dosis de paciencia y rezo para que la pequeña no salga igual.
      Los abuelos yo creo que los cortan por el mismo patrón jejeje… Cuando nos toque tener nietos seremos nosotros iguales?
      Gracias por tus palabras 😘

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s