Un día en mi vida #ConciliarEsVivir #ConciliAcción #MadresGuerreras

Los que me leéis habitualmente, sabéis que este no es el primer post relacionado con la conciliación que escribo. Anteriormente en “Conciliación… ¿qué es eso?” os contaba un poco lo que yo entendía por conciliación.

Cuando nació mi pequeño yo estaba desempleada. Y aprovechando que mi pareja tiene un sueldo con el que poder mantener la familia, decidimos que durante los primeros meses no buscaría trabajo. Nueve meses después, conseguí un empleo a media jornada (muy mal pagado por cierto) y gracias a la ayuda de mis padres y mis suegros he podido ir más tranquila a trabajar sabiendo que estaría perfectamente atendido (aunque eso no quita el dolor que sentí por dentro al tener que separame de él).

Esta no es la realidad que viven a diario miles de mujeres que tienen que incorporarse a su puesto de trabajo cuando su bebé sólo tiene cuatro meses. Me siento afortunada por haber podido estar con mi hijo nueve meses, pero he tenido que renunciar a varias oportunidades laborales porque el horario era incompatible con tener un bebé, de momento estoy trabajando cuatro horas al día para poder disfrutar un poco de él.

Cuando en Junio de este año, comencé por la mañana un curso de ofimática, la cosa empezó a complicarse… os cuento como era un día en mi vida:

  • Me levanto. Todavía no son las 6:00, pero tengo que preparar la ropa, zapatos y comida para el peque. Si tengo tiempo recogeré un poco el salón y la cocina… anoche estábamos demasiado cansados para hacer nada.
  • Hoy es martes, así que me toca llevarle con mi padre (mañana podré remolonear media hora más porque le toca a su padre llevarselo en coche). Son las 7:00h. y ya voy pillada de tiempo. “Coge al niño… con cuidado! que no se despierte“. A ver si tengo suerte y al pasarlo a la silla de mi coche no se despierta. “Que pases un buen día cariño, adios”
  • Llego a las 7:30, mi padre ya me está esperando. “Cómo está el tráfico a estas horas… imposible aparcar en ningún sitio”. “Desabrocha con cuidado el cinto, y déjalo en el carrito… misión conseguida… no se ha despertado!”. Últimas indicaciones: “cámbiale el pañal cuando despierte y dale un biberón“. Último beso antes de irme “te quiero mi bebé“.
  • Otra vez al coche para llegar al curso. “Menos mal que allí hay sitio para aparcar porque llego con el tiempo justo“.
  • Qué hambre… no he almorzado nada, son las 13:00 y tengo que salir como un cohete si quiero llegar al trabajo. 13:25h. perfecto! hasta me sobran 5 minutos para ponerme al día con mi compañera.
  • Son las 14:30h.,comienzan mis 30 minutos para comer. Pero como anoche estaba tan cansada, no pude preparar nada… así que he improvisado una ensalada con la que tendré que aguantar hasta las 20:00h. que llegue a casa… ufff mejor no pensarlo.
  • Son las 19:10h y estoy enfadada, tendría que haber salido hacía media hora pero alguien (como siempre) necesitaba algo “muy urgente” que no podía esperar a mañana. Aviso a mi padre que llegaré tarde (otra vez).
  • Son las 19:25 y por fin salgo de trabajar. Cuando llego a recoger al peque, está tan cansado que se me duerme en el coche.
  • Por fin he llegado a casa, son las 20:30 y mi chico todavía no ha llegado. Dejo al niño dormido en la cuna.
  • Preparo la cena y por fin aparece. “¿Qué tal el día?” “psss… mal como siempre” no le apetece mucho hablar, pobre… está agotado (como yo).
  • ¿Ponemos una peli?” “Vale, aunque sabes que me quedaré dormida jejeje…“.

El curso ha durado un mes y medio, y ahora tras las vacaciones volveré a mi horario habitual. Creo que no habría podido aguantar ese ritmo durante un periodo de tiempo prolongado. Pues esa, es la rutina la viven millones de personas. Esa, es la rutina que vive cada día mi pareja. Esa, es la rutina que a mí me espera el día que consiga un trabajo a jornada completa.

¿Cómo se puede conciliar así?

En nuestro país, estamos “en pañales” con la tema de la conciliación. Por eso que me he unido a “Madres, sí. Pero guerreras también“, para luchar por una conciliación justa para todos.

Sara Ribot propuso hacer ruido en las redes sociales. Movilizándonos para quedar en Twitter usando los mismos hastags #ConciliarEsVivir y #ConciliAcción e intentar ser TT la semana del 5 de Septiembre

El Lunes 5 de Septiembre se hará una quedada en Twitter por la mañana a las 10h. y otra por la noche a las 22h y el resto de la semana sólo una quedada cada día a las 22h.

Usaremos los hastag:

#ConciliarEsVivir el Lunes 5, Martes 6 y Miércoles 7.

#ConciliAcción el Jueves 8, Viernes 9 y Sábado 10.

Además del de #MadresGuerreras para todos los días.

queda_en_twitter_por_una_conciliación_justa

Aquí os dejo más información sobre la quedada. Hay que darlo todo: Escribiendo Tuits, RT, Post, difundiendo…

Desde aquí os animo a sumaros a esta iniciativa. Pueden ignorar una sola voz, pero si nos unimos no podrán silenciarnos. ¿Tú también eres una #MadreGuerrera?

Anuncios

12 comentarios en “Un día en mi vida #ConciliarEsVivir #ConciliAcción #MadresGuerreras

  1. Me uno a vosotras! Entre todas tenemos que conseguir un cambio. Yo, dentro de unos meses, seré una de esas madres que dejará a su bebé de 5 meses en una guardería para pasar 8 horas trabajando…no te imaginas como se siente. Pero si no hacemos nada, nada cambiará. Un abrazo y a por ello!

    Le gusta a 1 persona

  2. Es una barbaridad. El gobierno debería hacer algo al respecto. Hay quienes no pueden ir a buscar a sus hijos al salir del cole y no tienen familiares ni nadie para recogerlos y no pueen permitirse económicamente una niñera. Ellos tendrían que tener este servicio, del cual se ahrían cargo, que los españoles ya pagamos con los impuestos y que los niños fuesen cuidados hasta que sus respectivos padres pudieran ir a buscarlos, esto como mínimo!!

    Le gusta a 1 persona

    • Para muestra, un botón… Tuve que renunciar a una plaza en una guardería pública porque cerraban a las 17:00 y yo salgo de trabajar a las 18:30 (o más). Qué haría si no tuviera ayuda de mis familiares o no me pudiera permitir una guardería privada? Tenemos que conseguir que las cosas cambien. Gracias por comentar, un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s