Lo que dejamos atrás

No tenía pensado escribir nada, pero hoy ha fallecido una de mis tías con sólo 50 años… era muy joven. Tenía tres hijos, el pequeño solo cuenta con 12 años. La pobre criatura de la noche a la mañana se ha quedado sin madre, ni siquiera pudo despedirse de ella… ninguno pudimos. Tuvo un derrame cerebral mientras dormía, “no sufrió” es ahora el consuelo que nos queda.

Nada te prepara para la muerte de un ser querido y menos cuando se presenta de una manera tan precipitada…

Me ha dado por pensar qué pasaría si de repente yo falto…

No quiero pensar que me quedaron muchas cosas por hacer.

No quiero pensar que pude haber dedicado más tiempo a mi familia que a mi trabajo.

No quiero pensar que no le dí suficientes abrazos y besos a mi hijo.

No quiero pensar que no le dije “te quiero” cada día a mi pareja.

No quiero pensar que me enfadé tontamente con alguien y no pude o no quise arreglarlo.

No quiero pensar que no viví lo suficiente…

Desde hoy les diré a mis seres queridos, siempre que tenga ocasión, que los quiero, le daré infinitos besos a mi hijo para que ese sea el mejor recuerdo que le quede de mí y viviré la vida intensamente porque lo último que me ha enseñado Rosa es que lo más importante no es lo que nos queda por hacer, sino lo que dejamos atrás… D.E.P.

Anuncios

27 comentarios en “Lo que dejamos atrás

  1. Si algo aprendemos con estos golpes tan duros que nos da la vida es a no dejar de decir las cosas que sentimos y a vivir intensamente.
    Por desgracia, pasé por una experiencia dura en la que un familiar muy cercano sufrió un accidente que le mantuvo al filo entre la vida y la muerte un tiempo. Suerte que salió adelante y, en ese duro proceso, todos aprendimos a decirnos las cosas bonitas y valorar cada minuto que pasamos juntos.

    Siento que estéis pasando por todo esto.
    Un abrazo grande.

    Le gusta a 1 persona

  2. Madre miia… ¡Cuánto lo siento!
    Muchísimo ánimo guapa. Tienes toda la razón del mundo… A mí a veces me entra ese miedo y me empiezo a preguntar mil cosas.
    Yo siempre lo pienso y me digo a mí misma y a los que nos rodean que: “Nuestras vidas pueden dar un giro de 180 grados en menos de un minuto y todo puede cambiarnos de la noche a la mañana. No hay que vivir con miedo, pero si hay que vivir eternamente agradecidos por las cosas buenas que tenemos”
    Muchísimo ánimo!
    Un besazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s