Algún día yo también seré suegra

Hoy os traigo un post un poco envenenado, pero reconozcámoslo… no somos angelitos… por lo menos yo.

Maléfica

El martes ya de madrugada estaba escribiendo el post de las tronas aprovechando la tranquilidad y el silencio de la noche y tenía la televisión de fondo. Estaban poniendo la película “La madre del novio” de Jennifer López y entonces la maldad se apoderó de mí y aunque en ese momento estaba enfrascada en otro post, mi cabeza ya estaba dándole vueltas a este tema jejeje…

Las suegras… ayyyyy…que sería de los chistes sin ellas… las odiamos o las queremos… pero lo cierto es que su rol dentro del núcleo familiar nunca pasa desapercibido. Hay tantos tipos de suegras que se me haría muy largo el post así que resumiendo, las podemos agrupar en 4 tipos:

LA MADRE

Este espécimen, prolonga su papel de madre más allá de sus hijos y trata a todo aquel que osa poner los pies en su casa (por supuesto, tras haberse limpiado como es debido las suelas de los zapatos en el felpudo de la entrada) como si fueran hijos propios.

Son fácilmente identificables, si cuando estás comiendo con tus suegros te rellena el plato, o cuando vas a irte te coloca el cuello del abrigo e incluso te lo abrocha… no hay duda, estás ante una suegra-madre.


LA OPOSITORA

Te trata como si ella y tú fuerais de distintos partidos políticos. Si tú dices blanco, ella dirá negro. Si has optado por la lactancia materna, ella dirá que sus hijos se han criado con biberón y han salido estupendos (no tienes nada más que ver a la joyita de su hij@). Y si practicas colecho prepárate porque te dirá que como sigas así no saldrá de tu cama hasta los 50…


LA CONTROLADORA

Estás ante una suegra muy peligrosa porque detrás de una aparente preocupación por vuestro bienestar se esconde un insaciable poder de control de cualquier aspecto que ella considere que le concierne. “¿Ya comiste?” “¿A qué hora saliste de trabajar?” “¿Qué estabas haciendo? Te llamé (al móvil y al fijo) y no contestaste…” Y así, hasta el infinito y más allá…


LA TECNOLÓGICA o también llamada SUEGRA 2.0

Este tipo de suegras son las más difíciles de ver… hasta que se convierten en abuelas, se hacen con un smartphone y se descargan Whatsapp… Esa revolución tecnológica te volverá loc@. Desde ese preciso momento en el que aprenda a recibir (que no enviar) fotos y vídeos, te demandará de forma muy insistente nuevo material de sus nietos. Son insaciables (por lo menos hasta que se llene la tarjeta de memoria…).


Si tienes la suerte de tener la suegra más encantadora del mundo y crees que exagero con este post, probablemente es porque todavía tu pareja y tú no habéis procreado… Sí, ese es el punto de inflexión entre una suegra maja y el bicho en el que se convertirá (oye, que hay excepciones… no conozco ninguna, pero seguro que las hay).

Digamos que hasta el momento en el que decides tener descendencia, la suegra es como un depredador que permanece agazapado esperando a su presa. Tú, cual gacela que corretea despreocupada no sabes lo que se te viene encima hasta que ya es demasiado tarde y estás en las fauces de la leona, pero ya no hay escapatoria…

Desde que la suegra se convierte en abuela, se vuelve mucho más intensa y si antes vivías medianamente tranquil@, ahora tendrás que prepararte con clases de meditación y yoga para lo que se te viene encima. Porque tu suegra también es madre (y desde hace muuuucho más tiempo que tú… que lo sepas!) y querrá darte un millón de consejos de cómo debes cuidar a tus hijos. Que no te engañen sus “dulces” palabras, no se trata de consejos no…, sino de imposiciones encubiertas (si todavía no sabes distinguir entre un consejo y una imposición encubierta, te diré que la clave para poder distinguirlos está en el número de veces que te lo repite).

Yo ahora soy madre, pero dentro de muchos años probablemente me convierta en suegra (y si tengo suerte también en abuela) y ya no me acordaré de este post y me transmutaré en una especie de bicho que (sin querer) puede que haga la vida imposible a mi nuera o yerno…. Si, algún día… yo también seré suegra.

Oh my God

Si tú también quieres desahogarte un poco, déjame un comentario que es gratis y tu suegra seguro que no me lee. Y si tienes una suegra que es un amor, danos envidia y cuéntalo también.

P.D.: Un beso para mi suegra. Te quiero mucho señora-J!!!! 

beso

Anuncios

25 comentarios en “Algún día yo también seré suegra

  1. Totalmente de acuerdo, cuando nace el bebé sale la suegra que hay dentro y te repiten las cosas que no les parece bien mil veces, pero a la mami de la criatura también le sale la leona que lleva dentro y le para los pies a tod@s, a la suegra, a los cuñaos, a la tía suegra, etc. con palabras como: “estamos muy cansados, si no os queréis llevar una mala contestación…” más vale una vez colorao que cientos amarillo.

    Le gusta a 1 persona

    • Jejeje… Yo tengo la teoría de que tu suegra no es realmente tu “suegra” hasta que no tienes a tu primer hijx… Entonces sale a la luz la mala bestia que tiene dentro y como choque frontalmente con tu recién estrenada faceta de mama-leona… Se lía… Jajaja… Pero un día puede que yo sea la suegra y me da miedo 😂. Gracias por comentar, un saludo.

      Me gusta

  2. jejejejejjejejejeje yo por suerte o por desgracia no tengo suegra, la mamá de mi chico falleció hace unos cuantos años, así que no sabré nunca como sería ella conmigo. La madre de mi ex no era de ningún tipo de las que cuentas tú, era una mezcla entre suegra-madre porque se preocupaba mucho por mí, de hecho llegué a vivir en su casa un mes, y aun a día de hoy he ido a comer y a cenar a su casa, me llevo muy bien con ellos y con mi ex, pero por otra parte era una controladora nata del orden y de la habitación de su hijo, constantemente ponía las cosas como ella quería y si yo las cambiaba, ella las volvía a cambiar, una cosa muy extraña ejjeejjejeje pero es muy buena mujer. Yo ya tengo a mis super cuñados y cuñadas para dar por culo 6×1 son seis por el precio de una suegra, creo que es peor tener a mis seis cuñados y cuñadas que a una suegraaaa arrggg jejejejeje Yo creo que no seré una suegra malvada, seré moderna…eso espero!!! 😛 Besitos!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Muy bueno! La mía es una supersuegramix, soy “como su hija” porque no tiene, así que no se corta un pelo en decir o hacer lo que no le consientes ni a tu madre, pero claro, eso ella no lo sabe, como no ha tenido hijas… Excusas.

    Le gusta a 1 persona

  4. Ja ja que buen post lo que me he reído!!! Tengo una suegra que me adora!!! Y me quiere mucho, cuando nació el niño era ya el 9 nieto y bueno algo pesada con el tema teta pero bueno… Cosas aisladas…
    No me quiero imaginar que clase de suegra seré yo!!!! Ja ja espero no convertirme en una bruja pirujaa

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s