Conciliación… ¿qué es eso?

CONCILIAR
Del lat. conciliāre.

  1. Poner de acuerdo a dos o más personas o cosas.
  2. Hacer compatibles dos o más cosas. Conciliar la vida laboral y la vida familiar.
  3. Granjear un ánimo o un sentimiento determinados. U. m. c. prnl.

Fuente: Real Academia Española

El diccionario de la Real Academia de la lengua española lo dice bien clarito…Conciliar es hacer compatibles dos o más cosas, lo que no dice es cómo compatibilizar esas dos parcelas de la vida. Para la mayoría de nosotros, conciliar significa hacer un hueco como buenamente se pueda para poder tener vida familiar/personal. No creo que la conciliación sea algo exclusivo para personas con hijos, pero somos los padres (y más en concreto las madres) los que más sufrimos con este tema.

Poder tener una vida personal más allá del trabajo no resulta nada fácil teniendo en cuenta las jornadas laborales maratonianas a las que estamos acostumbrados, la cultura del presentismo que hay en nuestro país y la poca flexibilidad que muestran la gran mayoría de empresas.

Las consecuencias de la ausencia de conciliación en datos:

  • Hay 1.997.800 mujeres que no tienen empleo ni lo buscan por razones familiares frente a tan solo 130.800 hombres.
  • La tasa de actividad es del 53,41% en el caso de las mujeres y un 67,1% en el caso de los hombres.
  • Cada año 380.000 mujeres abandonan el mercado de trabajo frente a 14.000 hombres.
  • El 74,34% de los contratos a jornada parcial en 2012 se firmaron con mujeres.
  • La creencia social de que la mujer puede ocuparse mejor de criar y educar hace que:
    • 318.598 mujeres hagan uso del permiso de maternidad frente a 5.807 hombres (98% de los casos)
    • 32.012 mujeres pidan una excedencia por cuidado de hijos/as frente a 2.116 hombres (94% de los casos)
  • Las mujeres dedican 4 horas y 29 minutos al trabajo doméstico (actividades de mantenimiento del hogar) frente a 2 horas y 32 minutos que dedican los hombres. Además las mujeres dedican 2 horas y 22 minutos al cuidado de hijos/as frente a 1 hora y 46 minutos los hombres.
  • Cerca del medio millón de mujeres emplean a la atención de familiares dependientes el equivalente a una jornada laboral (40 horas semanales) durante 4-8 años.
  • Casi un 80% de familias se queda sin plaza pública de atención en los primeros años de vida de sus hijos e hijas.
  • Un ejemplo de la incompatibilidad de las jornadas laborales, escolares y familiares:
    • el 33% de las mujeres se incorpora al puesto de trabajo antes de que abra el colegio y el 59% termina su jornada después de que los centros educativos cierren sus puertas.
  • La falta de conciliación tiene un enorme impacto sobre la natalidad: el 44% de las mujeres entre 20 y 44 años aún no ha tenido hijos/as y el 58% de las mujeres que residen en España asegura que tener hijos/as representa un obstáculo para la vida profesional.
  • La conciliación sigue siendo una cuestión de mujeres. Cuando una mujer no puede conciliar:
    • o cuenta con otras mujeres de la familia: el 70% de las abuelas mayores de 65 años han cuidado o cuida a sus nietos/as mientras los padres y madres trabajan. Aproximadamente la mitad dedican más de 4 horas diarias a este cuidado.
    • o contrata a otra mujer.

Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Con algo de retraso, ayer vi el programa Salvados titulado “El milagro de la conciliación“. Me gustó, no creo que aporte nada nuevo pero está bien que el tema aparezca en los medios de comunicación y se hable de ello. Me quedo con un dato que se dió en el programa: En España hay un 16% de personas que siguen trabajando a las 21:00 horas habiendo comenzado su jornada laboral a las 9:00 horas. La jornada partida… que maravilloso invento… y estamos hablando de jornada laboral efectiva, si además le añadimos los traslados casa-trabajo, trabajo-casa entonces la jornada se alarga de sol a sol… Así resulta facilísimo compaginar el trabajo y la familia.

conciliacion-laboral-familiar

En este último año, he vivido dos situaciones:

  • Ser “sólo” ama de casa. La percepción que se tiene de las personas que se quedan cuidando de los hijos (en su mayoría mujeres), es que se pasan el día o jugando o echando la siesta… ojalá fuera así… algunas personas han llegado a preguntarme qué hacía durante todo el día… Pues tocarme los coj… no te digo!!! 
  • Y trabajar fuera de casa, doblemente agotador… a la jornada laboral hay que sumarle otra jornada “laboral” de tareas domésticas. La sobrecarga de trabajo es enorme… y los mismos que antes me preguntaban qué hacía todo el día, ahora me admiran por ser mamá y trabajadora…

A ver… no quiero ser una superwoman… considero fundamental trabajar fuera de casa para conseguir independencia económica. Además, relacionarse con otras personas fuera del ámbito doméstico también puede suponer una válvula de escape. Pero la solución para poder conciliar no creo que sea tener un trabajo a media jornada o quedarse en casa, porque eso implica una precariedad salarial que nos pasará factura cuando necesitemos solicitar una prestación por desempleo o a la hora de jubilarnos (si es que todavía hay pensiones cuando me llegue la hora de dejar de trabajar…).

Otra clave es la corresponsabilidad, sin la implicación de los dos progenitores tanto en las tareas domésticas como en cuidado y educación de los hijos, no podremos tener una auténtica conciliación. Creo que esa es mi gran tarea pendiente, tengo que aprender a delegar un poco más y no intentar abarcarlo todo…

Por otro lado está el acceso al mercado laboral, que no es fácil para nadie, pero las mujeres lo tenemos mucho más difícil. Es curioso como las empresas “castigan” a las mujeres por estar en edad fértil o por tener hijos pequeños. No conozco ningún hombre que en una entrevista de trabajo le hayan preguntado si tenía pensado ser padre o si tenía hijos pequeños. Sin embargo yo sí he tenido que aguantar en varias entrevistas ese tipo de preguntas impertinentes personales…

Os voy a contar una anécdota: En una de las últimas entrevistas que tuve, para una inmobiliaria muy importante de mi ciudad de la que no voy a dar el nombre, aunque se merecerían la mala prensa… Todo iba fenomenal, encajaba en el perfil y parecía que les gustaba… hasta que me preguntaron porqué llevaba casi un año sin trabajar, mi respuesta: “he estado un tiempo sin trabajar para cuidar de mi hijo y ahora me encuentro en búsqueda activa de empleo” (ERROR, NO SE PUEDE SER SINCERA!!!!). El presidente de la susodicha compañía, que estaba presente en la entrevista, torció el morro y me preguntó ¿qué edad tiene?, yo le contesté: “ocho meses”… y lo que sucedió a continuación fue digno de haberlo grabado y posteriormente denunciado. Me soltó: “¿No crees que es muy pequeño? ¿No sería mejor que te quedaras cuidándolo?” Así como os cuento… me quedé ojiplática, y estaba claro que no me iban a volver a llamar…

Una de las primeras medidas políticas que se tendrían que tomar para evitar la desigualdad en el ámbito laboral sería equilibrar los permisos de maternidad y paternidad. Así, en las entrevistas de trabajo escogerían a la persona mejor preparada sin importar si es un hombre o una mujer. Y con este panorama ¿los poderes políticos todavía se preguntan porqué la tasa de natalidad en España es tan baja…? Mientras se mantengan las actuales condiciones socio-económicas, difícilmente habrá un aumento de la natalidad.

Conociendo las condiciones laborales de otras personas, me da un poco de vergüenza quejarme. Tengo un trabajo de media jornada (no reducción de jornada) y esto me permite pasar tiempo con mi hijo, pero siento que no me queda tiempo para mí. Ya os conté en un post anterior (¿Feliz día de la mujer?) un poco mi día a día, todo el rato corriendo de acá para allá. ¿Yo concilio? No es esa mi sensación… yo sacrifico tener un trabajo a jornada completa porque no me permitiría estar suficiente tiempo con mi hijo, sacrifico horas de sueño para poder escribir el blog porque me encanta, sacrifico “mi tiempo” para hacer coladas o limpiar la casa o hacer la compra…

Y vosotr@s ¿Cómo conseguís conciliar? ¿Creéis que la conciliación es cosa de mujeres?

Anuncios

9 comentarios en “Conciliación… ¿qué es eso?

  1. Aunque no estoy en búsqueda activa de trabajo, porqué hace cerca de un año empecé un proyecto personal y estoy trabajando desde casa, el lunes pasado me llamaron de una clínica. Super contenta y emocionada porqué hace años que no trabajo en el sector sanitario, decidí ir. El trabajo era ideal, solo por la tarde, un sueldo decente que se me quedaba completamente limpio porqué no teniamos que recurrir a nadie que cuidara de los peques…y en la calle de al lado! Pues bien, la entrevista fue estupendamente…me iban a hacer el famoso “dia de prueba”, hasta que me preguntaron si tenía hijos…ahí acabó todo. Menuda decepción…y que mal me sentó. Seguiré con mi proyecto, eso si es conciliar!

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Un día en mi vida #ConciliarEsVivir #ConciliAcción #MadresGuerreras | Soy madre... y ahora qué?

  3. A mí me ocurrió algo similar a lo tuyo, pero no me lo dijeron en mi cara.
    Por otro lado la conciliación no es solo de la mujer, pero también creo que nosotras nos equivocamos mucho en asumir que es solo un problema nuestro. Cuantas veces he escuchado “al padre no le gusta cambiar los pañales” o “mi marido no se levanta a la noche porque él trabaja”… Como si fuese fácil cuidar de un bebé con pocas horas de sueño!
    Al fina creo que le pedimos a los políticos cosas que no somos capaces de pedirle a nuestra propia pareja… Nose si me explico? Como quiero que haga algo por mí un político si mi marido es incapaz de limpiar el baño o cambiarle el pañal a su hijo?
    El programa en casa también lo vimos…

    Le gusta a 1 persona

    • Estoy de acuerdo contigo, durante mucho tiempo he llevado la mayor parte del peso de la crianza del peque y la organización de la casa porque yo “no trabajaba fuera de casa”. Supongo que para que exista una verdadera conciliación hay que empezar el cambio en nosotros mismos. Gracias por el comentario 😘

      Le gusta a 1 persona

  4. Le estoy temiendo el día que me incorpore a trabajar, no quieren a gente con niños en el sector de la educación, y aunque las oposiciones están ahí también mientras tanto me tendré que buscar algo ya, uff que mal de verdad, como bien dices en la entrada debería estar prohibido que te preguntarán cosas así.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s