Porteo seguro

Hoy os quiero hablar del porteo. En una de las clases de preparación al parto, nos hablaron de sus beneficios:

  • Favorece el vínculo afectivo de forma temprana.
  • El bebé está más tranquilo al estar en contacto directo con su madre o padre.
  • Permite que el bebé regule mejor su temperatura corporal.
  • Ayuda a calmar los cólicos y gases del lactante.
  • Favorece el correcto desarrollo de la columna y cadera del bebé.
  • Previene la plagiocefalia del bebé.
  • Se evita el dolor de espalda del porteador.
  • Permite realizar otras tareas al tener los brazos y manos libres

Para portear a vuestro bebé hay varias posibilidades, cada una tiene sus ventajas y sus inconvenientes, elegid la que mejor se adapte a vosotros (y vuestro bolsillo):

porteo

FULAR:

Fular elástico (desde recién nacido hasta los 9 kg. aproximadamente)

Ventajas:

  • Se puede utilizar desde que nace el bebé.
  • Este tipo de fular es el ideal para iniciarse en el mundo del porteo ya que permite hacer preanudados. Para sacar y meter al bebé no hace falta deshacer el nudo.

Inconvenientes:

  • Tiene una vida útil más corta que el fular tejido.
  • Cuando llevamos al bebé mucho rato (sobre todo si pesa bastante), el tejido suele ceder un poco y hay que volver a ajustar el nudo.
  • El tejido al no ser 100% de fibras naturales, da más calor en verano (personalmente, cuando hace mucho calor, yo prefiero no portear porque acabamos los dos sudando como pollos).

Fular tejido (desde recién nacido hasta los 15 kg. aproximadamente)

Ventajas:

  • Se puede utilizar desde que nace el bebé.
  • Tiene una vida útil más larga que el fular elástico.
  • El tejido no cede, por lo que no hace falta reajustar el nudo cuando llevamos un rato porteando.

Inconvenientes:

  • No permite preanudados.
  • Para sacar y meter al bebé hay que deshacer el nudo (por lo menos en parte)
  • Es un poco más fresco que el elástico al estar hecho de un tejido transpirable como el algodón.

BANDOLERA (desde recién nacido hasta los 9 kg. aproximadamente)

Está formado por una tela rectangular y un par de anillas, la diferencia entre la bandolera y el fular (tanto el elástico como el tejido) es que el peso recae sobre un solo hombro, por lo que no es aconsejable para portear durante periodos de tiempo muy largos.


MOCHILA ERGONÓMICA (En general se puede utilizar desde que el bebé tiene unos tres o cuatro meses, aunque las hay que se pueden utilizar desde recien nacido, hasta que el bebé pesa unos 20 kg.)

En el mercado hay una variedad muy amplia de mochilas portabebés, así que lo primero de lo que debemos asegurarnos es que la mochila que vamos a adquirir es ergonómica. Os preguntaréis “¿y cómo sé yo si una mochila es ergonómica o no?”, pues muy sencillo: Es aquella que permite que el bebé adopte la postura “de ranita” (también os daréis cuenta que otra diferencia es el precio… por desgracia, las mochilas ergonómicas son bastante caras).


MEI-TAI (No se debe utilizar hasta que el niño se mantenga sentado él solo)

Consta de un rectángulo de tela y cuatro tiras que se anudan a la cintura. Es similar a una mochila, pero su ajuste se realiza mediante nudos.


Cuando nació Bichillo, me regalaron en el día de la madre un fular tejido, al principio me costó un poco lidiar con los cinco metros de tela, pero tras utilizarlo varias veces, he conseguido colocarlo sin tener que mirarme en el espejo y, excepto en los días de mucho calor, puedo decir que es muy cómodo.

Además, unos amigos nos regalaron una mochila portabebés (mochila portabebés Deluxe de la marca Tomy), menudo chasco me llevé cuando abrí la caja y se la colocó mi marido… Resulta que la susodicha mochila, es de las que denominadas “colgonas” que no permiten que el bebé adopte la posición de “ranita”. La cambié por una ergonómica, y tras ver diferentes marcas de mochilas, me decidí por una Manduca, es una mochila que lleva incorporado un adaptador para portear al bebé desde recién nacido, estoy bastante contenta con ella, aunque he visto recientemente un híbrido entre mochila y mei-tei que me ha llamado mucho la atención.

Así que, si vais a comprar u os van a regalar una mochila portabebés, aseguraos que sea una mochila ergonómica. Y si preferís un fular, sabed que en Youtube hay un montón de video-tutoriales para hacer diferentes nudos, dependiendo de la edad del bebé, el tipo de fular elegido o el tipo de porteo (al frente, a la espalda o a la cadera).

Os animo a que lo probéis y pasad de los comentarios de la gente: “se va a acostumbrar a los brazos” o, “el niño está incómodo” o “te vas a hacer daño en la espalda”.

Anuncios

3 comentarios en “Porteo seguro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s